Ocho guacamayas rojas son liberadas por programa de reproducción apoyado por Gobierno

Copán Ruinas, de junio.  Ocho ejemplares de la guacamaya roja, el Ave Nacional, fueron liberados como producto de un programa de reproducción apoyado por el Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, quien reiteró su respaldo a este proyecto.

El gobernante instó a que se trabaje con las nuevas generaciones y los estudiantes para fortalecer este programa de reproducción y liberación de guaras rojas, y anunció que se iniciarán gestiones con cooperantes internacionales y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para construir un museo arqueológico en Copán Ruinas.

Hernández participó en la Sexta Jornada de Liberación de Guaras Rojas realizada en Copán Ruinas, junto a la primera dama, Ana García de Hernández; el presidente de la Fundación Wélchez, Raúl Wélchez, anfitrión del evento; la encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos, Heide Fulton; autoridades del Gobierno y municipales e invitados especiales.

Las ocho guaras liberadas se suman a las 50 puestas en libertad en las ediciones anteriores como parte del programa de reproducción y liberación del Ave Nacional para favorecer su preservación.

«Este es un gran esfuerzo que denota un gran trabajo de equipo entre gobiernos locales, cooperación y sociedad civil, y debemos sacarle el mayor provecho posible para favorecer la conservación de nuestra Ave Nacional y el turismo», manifestó Hernández.

Expuso que es necesario “que nuestros estudiantes y las nuevas generaciones conozcan sobre este esquema de conservación y liberación porque va a permitir sostener en el tiempo este proceso de trabajo”, el cual se debe fortalecer, “y eso implica hacerlo unidos”.

Promoción de la región

Hernández exhortó a todos los sectores de Copán Ruinas a aprovechar la infraestructura con que cuenta la región, porque representa importantes oportunidades de crecimiento y desarrollo.

«Necesitamos seguir trabajando porque al terminar la carretera” también se debe “favorecer el uso del aeropuerto y otra serie de obras que debemos promover, incluso en la Cumbre de Tuxtla (que se realizará en agosto en San Pedro Sula), a manera de desarrollar algunas actividades en Copán Ruinas para poner a este municipio en el mapa», dijo.

«Tenemos que seguir avanzando en materia de turismo y desarrollo y es preciso potenciar todo lo que tiene que ver con infraestructura, incluyendo el aeropuerto de esta zona para seguir subiendo en materia de generación de empleo y oportunidades de ingresos, además de crecimiento para la región», aseguró el mandatario.

También, añadió, «debemos seguir trabajando unidos; de parte del Gobierno estamos listos para fortalecer iniciativas como estas y eso implica aprovechar al máximo los recursos. Estamos subidos en el barco que implica este proyecto».

Además de sol y playa, guaras

El mandatario recordó que “inspirados por el éxito logrado por ‘Guaras en Libertad’ en 2015, y tras una iniciativa de la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Copán Ruinas, nace la idea de continuar y ampliar el proyecto de protección y conservación de las guacamayas que se tienen y las que están por nacer en el Valle de Copán, así como el de establecer un programa de reproducción controlada para la identificación de las aves y su constante monitoreo».

«A esta iniciativa se le denominó ‘El Valle Sagrado de la Guacamaya Roja’ y su extensión se proyecta en base a su territorio de vuelo», indicó.

Expresó que «Honduras ya no solo es sol, mar y arena. Hoy somos conocidos mundialmente por la arqueología, la riqueza colonial y religiosa, por los ecosistemas, por las artesanías y gastronomía y por el aviturismo».

«Dios nos ha bendecido con un gran potencial y debemos aprovecharlo al máximo, y programemos un festival para entregar esa carretera, pero igual para promocionar Copán Ruinas, porque esto es lo que va a permitir seguir creciendo a la zona en el tema del turismo», enfatizó.

En Honduras se pueden divisar más de 700 especies de aves y este es un activo que se debe explorar porque cada vez son más los ciudadanos del mundo que andan en busca de refugios de vida silvestre para admirarlos, indicó el jefe de Estado.

Anunció que “Honduras ya cuenta con un millón de dólares para auspiciar la construcción de un museo arqueológico en Copán Ruinas, y esperamos que antes de partir Heide Fulton pueda igual ayudarnos con el G-20 a gestionar apoyo para construir esta obra”.

El gobernante explicó que es necesario “que todas esas piezas que están guardadas, y que solo podemos ver las autoridades, puedan presentarse en un museo, porque esto forma parte del patrimonio de Honduras para la humanidad”.

Esquema único en el planeta

La liberación de las ocho guaras rojas, realizada tras un proceso adaptación, forma parte de un esquema único en el mundo que permite que las aves puedan convivir cerca de la población sin temor a ser capturadas.

Algunas aves que fueron liberadas pertenecen a un grupo de crías de guaras que estuvieron al cuidado del Parque de Aves Macaw Mountain y otras fueron decomisadas en operativos por la Fiscalía del Medio Ambiente.

La actividad se realizó en coordinación entre el Parque de Aves Macaw Mountain, el Instituto de Conservación Forestal (ICF) y la Fundación Wélchez, en el marco del Día Nacional del Ave de Honduras, la Guara Roja, declarada como tal el 28 de junio de 1993.

“Esta es una acción que asegura la reproducción de las aves y la liberación y es importante contar con el apoyo del Gobierno, porque nos permite seguir en este trabajo de preservación del ave nacional”, dijo el representante del Parque de Aves Macaw Mountain, Lloyd Davidson.

Las seis liberaciones de guaras rojas se han realizado en el siguiente orden: en junio de 2011, mayo de 2012, septiembre de 2013, junio de 2016, junio de 2017 y este 30 de junio de 2019.

La reintroducción de las aves tiene como objetivo aumentar la posibilidad de supervivencia de la especie a largo plazo, restablecer especies claves y mantener o restaurar biodiversidad natural.

De interés

  1. En la jornada de liberación se identifican cinco fases para la planificación del proyecto de reintroducción de Aramacao en los distintos proyectos realizados. Asimismo, se realiza un estudio de viabilidad que explora aspectos ecológicos y sociales del hábitat, la ecología de la especie y la sostenibilidad económica del proyecto.
  2. Se busca conocer el efecto que la reintroducción causará en las dinámicas ecológicas del sitio o si no hay otra especie ocupando su nicho ecológico. También se crean modelos de tendencias poblacionales para establecer el número de individuos que el sitio podrá cargar a largo plazo según la edad y el sexo de los individuos a liberar.
  3. La educación ambiental en el sitio donde las aves serán reintroducidas es uno de los factores más importantes en estos proyectos. Las comunidades se convierten en un actor relevante en el éxito de estos programas debido a su apoyo en el cuidado y control de las especies, evitando el comercio ilegal, saqueo y en el monitoreo y la alimentación de las aves.