Gobierno y productores inauguran beneficio de café que mejorará exportación y protegerá el ambiente

San Andrés (Lempira)._ Más de 200 productores de café aglutinados en la Asociación de Productores de Cafés Especiales de San Andrés (Aprocesa) cuentan ahora con un beneficio del grano aromático que les permitirá mejorar su producción, obtener mejores ingresos y proteger el ambiente como parte del proyecto Cosecha Verde.

El presidente Juan Orlando Hernández inauguró el Beneficio de Café Cosecha Verde en San Andrés (Lempira), con el que además de generar mejores productos y precios se busca proteger seis cuencas de agua que estaban siendo contaminadas con los desechos de aguas mieles generadas por esquemas de producción artesanales.

La propietaria del Café Chepita, Josefa Ayala, expresó que «hemos esperado mucho tiempo para tener un proyecto como este. Soy productora desde hace 15 años y todo este tiempo hemos esperado por esta parte inicial de un proyecto que nos permitirá tener asistencia técnica, mejores precios y mejores ingresos».

Por su parte el presidente de Aprocesa, Wilfredo Ramos, resaltó que «este es el primer proyecto de esta magnitud que se ha construido en el municipio. Siempre fue un sueño tratar de organizarnos, recibir asistencia técnica y mejores precios, y con este proyecto estamos en camino de lograrlo».

Añadió que la obra «será un beneficio importante para los productores y también para las cuencas de agua cercanas, y a la vez para los pobladores, porque ya no van a recibir aguas contaminadas a causa del manejo de las aguas mieles que se hacía de manera artesanal».

La iniciativa beneficiará a 200 caficultores, los que hace unos años no contaban con la infraestructura mínima para darle un manejo adecuado a los subproductos del beneficio del café realizado por la vía húmeda.

La falta de equipo ocasionaba un gran impacto negativo en el medio ambiente, debido a que se contaminaban fuentes de agua que abastecen a seis comunidades, que tienen 227 familias y más de 1.362 habitantes.

El cambio

«Durante mucho tiempo soñamos con tener toda esa infraestructura que nos va a llevar a mejores estados. Lo que hemos visto hoy sólo es parte de lo que debe ser el cambio en la forma de hacer agricultura», dijo el mandatario Juan Orlando Hernández después de recorrer las instalaciones del moderno beneficio de café.

Enfatizó que hoy más que nunca se ha demostrado que el café tiene un importante espacio en la economía de Honduras y cada vez es más necesario contar con mejores productos, aprovecharlos y diversificarlos.

Agregó que «necesitamos cambiar la forma de hacer agricultura, regresar el agua, construir reservorios para que contemos con agua todo el tiempo para nuestras cosechas. Debemos trabajar en conjunto para realizar esta transformación del agro que ha estado olvidado en el país por muchos años».

«Debido a los nuevos procesos de producción, ante problemas como el cambio climático, que origina largas sequías y a veces mucha agua en muy poco tiempo, es necesario poner la mirada en el futuro y abandonar las viejas formas de hacer producir la tierra», puntualizó.

«Debemos cambiar los métodos de agricultura, de hacer ganadería; ya no se necesitan grandes extensiones de tierra para producir bien», dijo el gobernante, quien a su vez mencionó a Israel como uno de los países que tiene menor cantidad de agua pero ha sabido aprovecharla al máximo.

«Estamos obligados a cuidar el agua; es un deber saber usarla y aprovecharla al máximo. Israel es una de las naciones que mejor aprovecha el agua y a ese punto debemos llegar acá. Se vuelve necesario cambiar la forma de hacer agricultura y hacer un mejor uso del agua», indicó el mandatario.

Financiamiento

Hernández recordó que uno de los grandes problemas en Honduras ha sido el acceso al crédito, porque no hay opciones y faltan esquemas financieros hechos a la medida de los productores, con tasas de interés bajas y créditos a más largo plazo.

«Si algo ha estado torcido en Honduras es que el más pobre, el más luchador y el que quiere salir adelante, no ha tenido acceso al financiamiento, y en eso trabajamos», dijo sobre los beneficios que ofrecen Crédito Solidario, el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), y Sistema Nacional de Emprendimiento y Pequeños Negocios (Senprende).

Adelantó que se buscará un mecanismo de financiamiento que permita en esta zona, por medio de la Asociación y el Beneficio, «reunir fondos y llegar a todos los productores a largo plazo y menores tasas de interés».

Protección al ambiente e infraestructura

El proyecto consiste en la construcción de una planta de beneficio de café que contará con despulpadoras, secadoras, pilas de oxidación y equipo para lavado, que garantice la mejora en la calidad del aromático, sin causar contaminación en las fuentes de agua.

El mal manejo de las aguas mieles fue durante años el principal problema en las zonas altas que se dedican a este rubro, y gracias al beneficio será un problema erradicado.

El monto del proyecto asciende a 7,6 millones de lempiras, de los cuales cuatro millones provienen del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, bajo el Programa Alimentos para el Progreso, mediante un convenio suscrito entre el Gobierno estadounidense a través de la Commodity Credit Corporation y el Gobierno de Honduras, mediante la Secretaría de Agricultura y Ganadería.

Apoyo beneficioso

«Hoy nos llenamos de regocijo y es un sentimiento profundo porque la gente humilde de este municipio lo recibe con cariño y agradecimiento por esta obra. Hoy decimos a los cuatro vientos que con obras como esta se ha convertido en el mejor presidente de la historia de Honduras», dijo el alcalde de San Andrés, René Pérez.

Agregó que «no podemos callar el beneficio que usted le trae a los municipios que han vivido olvidados por muchos años. Esta obra acoge a 200 productores de café y este es el sector que levanta la economía de San Andrés».

Impacto ambiental

El presidente del Comité Central Pro Agua y Desarrollo Integral de Lempira (Cocepradil), Leonel Amaya, enfatizó que «en San Andrés lo que más se produce es café y por eso hace un par de años empezamos a hacer el análisis que nos llevara a trabajar en un proyecto como este».

«Hoy beneficiamos a 200 productores de café y pronto serán más. Esta es una labor para mejorar la producción, obtener mejores precios y evitar la contaminación», afirmó Amaya.

Expresó que también «hoy beneficiamos a 300 familias que no van a recibir aguas contaminadas; este es un objetivo importante en favor de productores, familias y el ambiente, y hoy lo estamos logrando con este proyecto».

La Aprocesa, el Cocepradil y el Gobierno municipal trabajaron en conjunto con el objetivo de contribuir a disminuir los niveles de contaminación producto del mal manejo de las aguas mieles del café.