Apertura del comercio se hará hasta que existan medidas de bioseguridad para empleados y clientes

Tegucigalpa, 30 de abril. El presidente Juan Orlando Hernández, reafirmó hoy que la apertura inteligente del comercio se hará hasta que existan medidas de bioseguridad que garanticen la integridad y la salud de los empleados y los consumidores con el fin de no masificar el contagio del coronavirus, que produce la enfermedad covid-19.

«No vamos a negar lo que es evidente: que ha existido una enorme presión, particularmente de algunas empresas que son ligadas a medios de comunicación, porque creen que deben de estar abiertos al público», apuntó Hernández.

«De igual manera creo que muchos pequeños restaurantes quieren lo mismo. Lo que no podemos es privilegiar a los grandes para dejar por fuera los chiquitos, pero, sobre todo, lo más importante en esta crisis, en esta decisión compleja, es la salud de la gente, la salud de las personas», señaló.

Garantías

Hernández añadió que «esto es lo primero y para eso tenemos que asegurarnos de que exista un protocolo de bioseguridad, porque ya ha existido en otros países, que a través del sistema de entrega han contaminado a miles de personas».

«Ese riesgo se puede correr en otra industria también, pero por eso lo importante es hacerle ver al trabajador que va a contar con todas sus medidas de bioseguridad, también que el cliente cuando vaya sepa y pueda ver ahí que están las medidas de seguridad para que él las exija y que tenga la confianza la gente que no va ser contaminada», recalcó.

Insistió en que «creo que eso es válido, no solamente para los que han estado haciendo presión a través de los medios de comunicación o a través de las reuniones privadas, porque tienen relación con medios o porque son amigos de medios, o son los mismos dueños, pero eso es normal en una democracia».

Pero, agregó, «lo que yo le voy a garantizar al pueblo hondureño es que primero siempre vamos a poner la vida de las personas, de los clientes, de todo el pueblo hondureño, la vida de los trabajadores y decirle también a los trabajadores que no están solos, que cuando sientan esa presión indebida para trabajar bajo condiciones que no sean las correctas, que nos lo hagan saber, porque vamos a estar del lado de ustedes».

«Claro, todos quisiéramos saber cómo y cuándo vamos a hacer esta apertura inteligente y mi respuesta siempre dependerá del comportamiento de los hondureños», manifestó Hernández.

«Para eso necesitamos explicarle a la gente cómo comportarse, porque este virus vino para quedarse y la gran defensa que nosotros podamos tener, la principal arma, es la convicción, la voluntad de podernos manejar disciplinadamente para observar medidas tan sencillas como la mascarilla», añadió el mandatario.

Las mascarillas «han hecho una enorme diferencia entre los países que las han usado obligatoriamente y los que no las han usado; lavarse las manos con jabón espumoso para matar el virus marca una enorme diferencia, de igual manera el distanciamiento cuando se sale», concluyó Hernández.