Más de 125.000 quintales de frijol y maíz tiene la reserva estratégica de granos básicos

Tegucigalpa, septiembre. En más de 125.000 quintales de maíz y frijol se encuentra la reserva estratégica para la cosecha 2020-2021, informó la designada presidencial y ministra encargada de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), María Antonia Rivera.

La reserva estratégica viene a beneficiar a 6.500 productores en forma directa y representa una inversión del Gobierno de 80 millones de lempiras, dijo Rivera, quien precisó que hay 70.000 quintales de frijol y 55.000 de maíz.

Rivera acompañó al presidente Juan Orlando Hernández, en una visita de supervisión al Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA), en el marco del Día Internacional de la Agricultura, para supervisar la reserva estratégica de frijol rojo y maíz, cosecha de primera, y verificar que exista el abastecimiento de granos básicos para todos los hondureños.

El sector productor de granos estaba preocupado ante una posible escasez, pero los incentivos de fijar el precio del quintal a 1,250 lempiras, el bono de primera y las condiciones climáticas favorecieron la producción en medio de la pandemia.

«Tenemos en nuestra reserva estratégica de frijoles de más de 70.000 quintales y, como una buena noticia a nuestros productores nacionales, en este momento el presidente Hernández nos autorizó a subir 100.000 quintales la reserva estratégica para la cosecha 2020-2021», anunció Rivera.

«El precio es el de algunos meses que él les manifestó públicamente y que es de 1.250 lempiras el quintal», subrayó Rivera.

Agregó que «yo quiero hacer un reconocimiento público al presidente Hernández, que dio instrucciones a la Secretaría de Finanzas que en un tiempo máximo de cinco días se les pague a los productores y así lo hemos estado haciendo».

La titular de la SDE también informó que «tenemos como reserva estratégica 55.000 quintales de maíz a un costo de 400 lempiras, que es el precio de garantía».

Resaltó que con estas iniciativas no solamente se apoya al productor «sino que también al consumidor» y «por eso estos productos se los daremos a Banasupro a un precio especial para que llegue al consumidor a un precio especial».

Hechos y no palabras

El presidente Hernández afirmó que «tenemos resultados. Hechos y no palabras, y yo quiero mandarle un mensaje al resto de Honduras partiendo del ejemplo de los productores de alimentos, desde antes de la pandemia apostamos por reinventarnos como país en la capacidad de producción de alimentos».

Añadió que «tomamos medidas en el sector agrícola antes de que iniciara la pandemia. Con ello podremos garantizar alimentos en la mesa de las familias hondureñas».

El mandatario exteriorizó que «estamos hablando de algo sagrado, que es la comida de la gente, por eso hemos venido a verificar».

En comparecencia de prensa, el gobernante indicó que «mi mensaje al productor es que cada verdura, cada grano, cada fruta, cada litro de leche, cada libra de carne, le cuesta sudor y muchas horas debajo del sol. No regale su producto. Nosotros estamos para ayudarles».

Hernández manifestó que es fundamental que los productores hondureños opten por los patrones de las medidas de bioseguridad para evitar contagios de covid-19.

Por eso, agregó el gobernante, «quiero decirle al resto de Centroamérica que, una vez que cubramos el mercado nacional, así como va Honduras vamos a ser productores para toda la región y eso es dinero en el bolsillo para los productores».

Resultados positivos

La consejera propietaria del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi), Violeta Rodríguez, quien también acompañó al mandatario en su recorrido, destacó las bondades del Bono Agrícola y de Agrocrédito 8.7, que van orientados al sector agroalimentario.

«Rendimos cuentas ante el pueblo hondureño y ante el presidente Hernández, que durante la pandemia Banhprovi ha desembolsado 800 millones de lempiras (solo a través de Agrocrédito 8.7) y eso se traduce en más de 3.000 productores beneficiados», informó Rodríguez.

Explicó que «el 30 por ciento del financiamiento de Agrocrédito ha sido para financiar sistemas de riego y esto nos dice que el productor está pasando de una agricultura tradicional a una cultura tecnificada».

El ministro de Agricultura y Ganadería, Mauricio Guevara, apuntó que las proyecciones de cosecha en 2020 es de 12 millones de quintales de maíz, tres millones de quintales de frijol, 1.1 millones de quintales de arroz y 700.000 quintales de sorgo.